Ahorrar es una palabra que está literalmente presente desde que comenzamos a vivir, o al menos a comprender el mundo. Desde niños vamos conociendo de a poco las herramientas financieras que nos permiten adquirir cosas, y al crecer vamos comprendiendo cosas que nos eran complejas y que vamos dominando para salir adelante en ese mundillo tan vital.

Por supuesto, desde niños nos dan una palabra clave: ahorrar. Eso que debemos hacer para tener alguna cosa y salvarnos en las emergencias, y es algo que se logra teniendo constancia sin gastar innecesariamente.

Ahora, viene una parte difícil: ¿cómo le enseñamos el valor de los ahorros a nuestros hijos? Suena fácil, pero no lo es. Con ellos hay que usar las palabras adecuadas para que de verdad aprendan esto por el resto de sus vidas.

Para ellos, te damos 3 consejos prácticos que harán que tus hijos valoren los ahorros a futuro y puedan aplicar esas enseñanzas para siempre.

Enseña el valor del dinero

Una buena manera de enseñarles el valor del dinero es que aprendan a ganarlo. Pueden por ejemplo, y con supervisión adulta siempre, hacer que vendan cosas viejas o por hacer alguna labor sencilla para ellos. Si tienes varios hijos, puedes fomentarles el trabajo en equipo para que de esa manera puedan aprender ese plus tan avasallante en el mundo laboral.

Así también aprenderán a compartir ganancias y controlarlas eficientemente. Eso también les enseñará a dividir labores, por ejemplo, mientras uno se ocupa de la venta, otro maneja el dinero y así. Esas enseñanzas deben quedar registradas en sus pensamientos.

Ponles metas de ahorro

Enseñarle a ahorrar a tus hijos será una buena oportunidad para fomentar este hábito tan necesario para su vida. Enséñale a tener metas de ahorro para algo que quieran, desde un juguete, hasta golosinas, o videojuegos.

Cualquier cosa que les atraiga y por la que el deseo de guardar dinero para juntarlo y comprar lo que quieran, estén presentes. Una de las cosas que puedes regalarle para que comiencen con esto es una alcancía, así tendrán donde depositar esos ahorros y disponer de ellos llegado el momento de tenerlos a la mano.

De esta forma también pueden aprender a sacar cuentas y saber con exactitud cuánto dinero tienen disponible y buscar las formas de cómo reponerlo en caso de alguna pérdida de ese balance, que siempre hay un momento para eso.

Da buenos ejemplos

La forma más eficaz para que tus hijos aprendan a ahorrar es siendo un buen y honesto ejemplo de ello. Si llevas bien tus finanzas personales y tienes algunos trucos para mantenerse así, no está demás que tus críos aprendan esto.

De esa manera no van a tener riesgos a futuro y podrán manejar mejor lo que tienen al bolsillo sin hacer descuidos que comprometan su situación. Les puedes enseñar a cómo organizar sus propios presupuestos, cómo buscar buenas ofertas, aprovechar rebajas que le ayuden a salvar algo de dinero, en fin; que aprendan a no derrochar para no quedarse varados en la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here