La educación financiera es un factor clave para la futura estabilidad económica de cada persona, pero a pesar de ello, lo se le da la importancia que requiere. Pocos son los países en el mundo donde se implementa en la formación básica del individuo, por lo que con la ausencia de estos conocimientos, los adultos no se preocupan por el mañana, sino sólo de vivir el presente.

Incluir la formación financiera en los estudios básicos del individuo, no sólo lo beneficiaría al saber administrarse durante toda su vida para obtener un retiro positivo económicamente y asegurar su calidad de vida, sino que también haría de cada país mejor.

Basándonos en ello, te traemos seis aspectos para que les enseñes sobre finanzas personales a tus hijos:

Las bases

El primer paso será mostrarles y explicarles las monedas y billetes que existen, así como su equivalencia entre unos y otros. Una manera es explicarles qué puede comprar con cada uno. Esto también le enseñará sobre el poder de compra.

Ganar el dinero

No surge por arte de magia. Es por ello que hay que explicarles cómo se obtiene, cómo es el trabajo, qué se realiza y cómo se genera valor a cambio de dinero. Una forma de promoverlo puede ser enseñándoles a lavar el carro, sacar la basura u ocuparse del cuidado de la mascota y a cambio, recibirá una ganancia.

Gestión del dinero

Lo más importante no será ganarlo, sino manejar lo que se haga con él. La administración del dinero implica varios factores: el control de gastos, que se refiere a no comprar cualquier cosa, sino lo que en verdad se necesita o se planea. Esto requiere que se haga constantemente una planeación y a su vez, mantener una inspección para saber a dónde se va el dinero.

Para promoverlo puedes preguntarles sobre algún juguete que deseen, planear cuántas veces debe lavar a la mascota y recordarles que si gastan algo de dinero, deberán pensar de dónde lo repondrán.

Inversión de dinero

Para que un niño se vuelva libre financieramente, debe aprender a invertir su dinero. Si se fomenta desde muy pequeño, crecerá con eso y será más sencillo para él cuando crezca. Es necesario explicarles las definiciones básicas sobre inversión y motivarlo con ejercicios como el de llenar una alcancía, pues al contar el dinero que tiene ahorrado, le fomentará las ganas de seguir haciéndolo.

Manejar las deudas

La deuda es uno de los obstáculos más grandes de la sociedad para alcanzar una estabilidad económica. Puedes enseñarlos a controlar sus impulsos de pedir prestado y que, en caso de hacerlo, deberán pagar 10% de sus ingresos semanales. Quizás sea duro al principio, pero cuando crezcan, verán los resultados.

Educación financiera

Los niños deben conocer sobre educación financiera a través de cursos o talleres, esto los ayudará a tomar decisiones pensando de manera clara y consciente y así poder aprovechar todas las oportunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here