Si no quieres que tu empresa se vea envuelta en problemas financieros porque has hecho gastos indebidos y porque no supiste diferenciar los gastos personales con los corporativos lo ideal es que aprendas los movimientos básicos que debes tener para evitar esos errores que pueden ser tan perjudiciales.

Buscar una buena asesoría es un buen punto de arranque para evitar caer en errores que nos puedan costar más de la cuenta. Esta persona nos puede ayudar con la estructura financiera para que se generen ganancias y estar en una buena posición en el mercado donde te desenvuelves.

No te intimides

El no ser un experto en finanzas no es motivo para que te sientas intimidado o avergonzado, más bien debe ser tu objetivo a alcanzar para que logres rodearte de las personas que saben de eso o en su defecto ir instruyéndote para que poco a poco aprendas lo necesario para sacar tu negocio a flote.

Acá te daremos pequeños tips a seguir para que la experiencia sea un poco más llevadera.

Haz un plan de negocios

Prepara un presupuesto donde puedas reflejar las entradas y salidas de dinero y así puedas ver cómo distribuirlo de la mejor manera y sin que los egresos superen a los ingresos, cosa que sería fatal para el negocio.

No puedes dejar de considerar los intereses, la inflación y el tipo de cambio ya que estos indicadores afectan directamente tu negocio y las finanzas por lo que no los puedes perder de vista.

Separa lo comercial de lo personal

Una cosa son los gastos privados y otros los que requiere tu empresa, es por ello que debes separar cada uno para que no unas cosas que no son. Lo ideal es que manejes presupuestos separados y que los movimientos bancarios se realicen desde cuentas diferentes para que no haya ningún tipo de error.

Limítate a un sueldo

Una opción para evitar que tomes dinero de manera irresponsable de la empresa es que te asignes un salario y no te pases de eso como monto máximo para tomar de las finanzas de la compañía. Esto ayudará a que los pagos personales salgan de tu cuenta y no de la de la empresa.

No gastes por gastar

Controla lo que sale de tu empresa así no invertirás ni gastarás dinero de forma errónea. Administra los gastos y busca productos buenos pero con costos reducidos así tendrás mayores de inversión a largo plazo.

No te distraigas

Mantén siempre vigilado tu dinero y la inversión que pusiste en el negocio. No puedes distraerte y menos si se habla de grandes montos ya que es muy fácil perder de vista los ingresos y gastos cuando se hablan de grandes cantidades de dinero.

Tu trabajo es monitorearlo y para esto puedes mantener un registro de ingresos y egresos, además de apoyarte con los consejos de un experto que ilumine el camino que puedas seguir y así estés más direccionada a lo que tendrás que hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here